Cómo conseguir que tu empresa tenga un blog corporativo del que estés orgulloso

por 26 Feb, 2019Marketing de contenidos

Cuando una empresa acude a nosotros pidiéndonos que mejoremos su posicionamiento en los buscadores o su prestigio e imagen de marca, les decimos que la solución se resume en dos palabras: blog corporativo.

¿Qué es un blog corporativo y por qué es tan importante para las empresas?

Como es bien sabido, un blog es una bitácora o diario online en el que personas o empresas publican en una web sus pensamientos, opiniones, investigaciones, artículos, etc. con la intención de compartirlos con una comunidad de usuarios, que generalmente pueden interactuar con sus autores a través de comentarios.

Dentro de este concepto genérico, un apartado más específico serían los blogs corporativos, que vendrían a ser los apartados reservados en la web de la empresa para que esta, de forma más o menos periódica hable de sus productos, especialidades, temas relacionados con sus actividades, etc.

En realidad, esto que estás leyendo es el blog corporativo de Unagi Productions, un espacio en el que, cada cierto tiempo publicamos artículos explicando conceptos y prestando ayuda a las personas interesadas en obtener información acerca de alguna de las cosas que hacemos habitualmente.

Piénsalo bien… Si por ejemplo eres un restaurante, qué mejor forma de atraer a la clientela que mostrando en tu web algunas recetas espectaculares que atraigan a tus clientes; si tienes una empresa de construcción o un taller mecánico, por qué no hacer artículos sobre la importancia de mantener adecuadamente tu vivienda o vehículo.

Si eres un abogado, puedes aclarar a tus potenciales clientes sus dudas sobre determinados aspectos legales que puedan estar de actualidad o causen inquietud (preferentes, cláusulas suelo, divorcio, custodia de hijos, etc.).

La lista de posibles contenidos es interminable.

blog corporativo ventajas

Beneficios de tener un blog corporativo

Un blog corporativo bien llevado, es una fuente de ventajas para una empresa. Y digo “bien llevado” porque un blog corporativo muestra lo que sabes y haces… pero también lo que no sabes o no haces.

Es decir, si los artículos que publicas no tienen calidad, los datos o soluciones que aportas son incorrectos, está mal escrito, las imágenes son malas…esa será la imagen que dejes ver de tu empresa y eso no te hará sumar muchos puntos.

En cambio, un blog cuidado, en el que se publique con más o menos regularidad, en el que se aporten soluciones para preguntas concretas de tus posibles usuarios, en el que se transmita autoridad, seriedad y conocimiento de tu trabajo, será una fuente importante de captación de clientes.

Además, no solo te beneficia directamente, generando una buena imagen de tu empresa, también te beneficia de forma indirecta gracias a cómo mejora el posicionamiento de tu web en los buscadores.

blog posicionamiento buscadores

Una web tiene las páginas que tiene (home, quiénes somos, productos, etc.), en general unas 8-10, salvo que incluyas un catálogo de productos o servicios. Eso quiere decir que Google indexará solo esos contenidos y las palabras clave incluidas en ellos. Pero si multiplicas los contenidos de tu web con los post de un blog (que, además estarán llenos de palabras clave), Google entenderá que eres cada vez más relevante en tu sector y te posicionará mejor.

Y no solo la página principal de tu web, sino que cada uno de los post que escribas en el blog corporativo posicionarán de forma independiente y serán un embudo que llevará potenciales clientes a tu web.

Te pongo un ejemplo, si tienes una empresa de reformas que se llama REFORMATUCASA, en principio, para encontrarla en un buscador tendrás que poner ese nombre, pero si haces artículos en los que hablas de cosas como “cómo alicatar un baño”, “por qué es mejor una calefacción del sistema A, que del B”… también conseguirás que gente que busque esos temas, llegue a tu web.

¿Quieres ejemplos reales?

Mira el blog corporativo del banco ING, en él hablan de temas que podrían interesar a uno de sus posibles clientes. Y lo mismo ocurre con el este otro del despacho de abogados Arriaga, en él encontrarás un montón de artículos interesantes para alguien que tenga un problema y necesite un abogado.

¿Hacemos el blog corporativo desde dentro de la empresa o lo externalizamos?

Pues depende, no hay una respuesta correcta que se pueda aplicar a todas las empresas. Lo que haré es contaros las distintas formas de las que se puede gestionar el blog corporativo y luego os daré mi opinión al respecto.

Opción 1. Llevar el blog corporativo tú mismo

Es decir, que sea el propietario de la empresa quien se ocupe de determinar cuáles son los artículos más adecuados para conseguir los fines que persigue y se dedique a escribirlos y moverlos en redes sociales.

Si bien esta sería la opción ideal, pues nadie conoce el negocio como su propietario, también es verdad que es la minoritaria.

Por un lado, porque, por volumen solo sería aplicable a autónomos o microempresas en las que el propietario se ocupe de casi todo; en empresas de mayor volumen, esta opción sería irreal, pues bastante tiene ya el propietario con gestionar su empresa, como para tener, además que dedicar tiempo a llevar el blog.

Pero es que, además, antes os decía que un blog corporativo bien llevado suma mucho, pero uno mal llevado resta…y no podemos exigir a un fontanero, dentista o abogado, que además sean expertos en marketing de contenidos para crear un blog como debe de ser.

¿Podrían hacerlo? En muchos casos posiblemente sí, pero la pregunta es ¿Les merece la pena hacerlo, habiendo especialistas? Si tienen una fuga, seguramente llamen a un fontanero, si tienen una avería eléctrica a un electricista, pues con esto igual, mejor que un profesional, no se lo va a llevar nadie.

blog corporativo

Opción 2. Que lleve el blog alguien dentro de la empresa

Es una evolución de la opción anterior. Aquí ya no tiene que ser el propietario, sino que puede ser un empleado de la empresa que escriba bien y tenga conocimientos de blogging y de marketing de contenidos.

Esta es una solución que suelen aplicar empresas de tipo medio, que incluso ya contratan trabajadores para el puesto de “social media”, una de cuyas funciones (además de gestionar las redes sociales de la empresa) suele ser llevar el blog corporativo.

¿Mi opinión? Si se hace bien es una de las mejores soluciones, el problema es que mi experiencia personal me lleva a ver que se hace mal en la mayor parte de los casos.

En efecto, si tienes un trabajador de la empresa destinado a este fin, nadie mejor que él conocerá el sector y el funcionamiento de la empresa. Estará en contacto con todos los departamentos, conocerá las demandas de los clientes y podrá darles una rápida solución. Además nadie más que alguien de dentro tendrá una motivación siempre activa para conseguir los mejores resultados.

¿Cuál es el problema entonces? Pues que, no nos engañemos, el llevar el blog corporativo, lo mismo que llevar las redes sociales es un trabajo, que requiere una dedicación intensa, y que se pague por ello al trabajador por el tiempo empleado y por el valor aportado a la empresa.

Nuestra experiencia nos dice que en muchos casos, las empresas piensan que esto es algo sin importancia, y si ven que un empleado “sabe de internet”, le ponen a llevar el blog corporativo, generalmente sin pagarle nada a cambio y sobrecargándole de trabajo.

Seamos conscientes que escribir una buena publicación, como esta que estás leyendo, lleva entre 1 y 3 horas. Piensa ahora en todo el tiempo, además del horario habitual, que se le está pidiendo a ese trabajador que aporte a la empresa, en muchas ocasiones sin cobrarlo.

Y si el encargado no está motivado, el efecto es el contrario, los artículos se harán de cualquier forma y no aportarán valor alguno a la empresa.

Ahora bien, si por el contrario, se hacen las cosas bien y se atribuye esta competencia a un trabajador capacitado para ello, descargándole de su trabajo y retribuyéndole adecuadamente (o bien se contrata a alguien específicamente para esto), el blog corporativo se convertirá en la magnífica herramienta que es.

ventajas blog corporativo

Opción 3. Externalizar el blog corporativo

Aquí la empresa funcionará como un profesional externo más, escribirá los artículos a cambio de un precio por hora o por artículo escrito.

Con esto te aseguras que contratas a gente que no solo sabe escribir bien, sino que redactará artículos interesantes y lo más importante, con un buen SEO y optimizados para posicionar la web de la empresa en los buscadores.

Nosotros nos dedicamos a prestar este servicio, por lo que puedes pensar que te diremos que esta es sin duda la mejor solución ¿verdad? Pues sí…pero no siempre 😉

Una empresa externa redactará fantásticos artículos, pero requerirá de la colaboración por parte de tu empresa para orientarle en cuáles son las cuestiones más demandadas por sus clientes, en cuáles son sus necesidades. Has de contar con que ellos son expertos en escribir bien y en posicionar mejor, pero no tienen por qué ser expertos en cologar grifos o arreglar baterías de coche defectuosas.

Además, una empresa externa generalmente tendrá solo dos motivaciones: la primera, el dinero (por lo que recibirás únicamente aquello por lo que pagues) y la segunda, la propia profesionalidad de los redactores, que querran hacer un trabajo bien hecho del que sentirse orgullosos. Pero no les pidas que “sientan los colores”, ellos son profesionales que lo mismo pueden trabajar para tí, que para otra empresa, no tienen cultura corporativa ni una motivación extra por trabajar para tu empresa.

Bueno, pues solo espero que tras leer este artículo te hayas concienciado de lo importante que es un blog corporativo para tu empresa y te decidas a llevarlo bien

Y si quieres hablar sobre que te lo llevemos nosotros, contáctanos y hablamos.

¡¡Gracias!!

Share This